Muere Mary Tyler Moore, ícono de la TV estadounidense

TV.jpeg

Nueva York, AP.- Mary Tyler Moore, la estrella de “The Mary Tyler Moore Show” cuyo humor realista ayudó a revolucionar la imagen de las mujeres en la televisión, murió el miércoles. Tenía 80 años.

Su publicista, Mara Buxbaum, informó que Moore falleció acompañada por su esposo y amigos.

Moore saltó a la fama en la década de 1960 como la exhausta esposa Laura Petrie en “El show de Dick Van Dyke”. En los 70 creó uno de los primeros programas de comedia liderados por una mujer, “The Mary Tyler Moore Show” (“La chica de la tele”).

A lo largo de su carrera ganó siete premios Emmy. También fue nominada a un Oscar por su papel de una mujer adinerada cuyo hijo muere en un accidente en la película de 1980 “Ordinary People” (“Gente como uno”), la primera dirigida por Robert Redford.

El primer gran papel de Moore en la televisión fue en “El show de Dick Van Dyke”, donde interpretó a la joven esposa del personaje de Van Dyke, el escritor de comedia Rob Petrie, de 1961 a 1966.

Con su infalible talento para la comedia, Moore parecía perfectamente apta para el estilo inteligente de la época. En el papel de Laura cambió el tradicional vestido de las esposas de las series de TV por un pantalón entallado propio de una mujer moderna.

Muere Mary Tyler Moore, ícono de la TV estadounidense

***

 

 

Diez canales de televisión serán monitoreados

precampañas.jpg

El Comercio.- Desde el próximo 3 de enero del 2017 se reactivará el Centro de Monitoreo de Medios, de la Corporación Participación Ciudadana. Permitirá la observación de la publicidad que se paute durante la campaña electoral, que inicia también ese martes 3 y durará 45 días, hasta el 16 de febrero. Se seguirá las publicaciones que se hagan en 10 de canales de televisión de señal nacional, las 24 horas del día, de lunes a domingo.

Diez canales de televisión serán monitoreados

***

 

¿Cuál es el futuro de la televisión?

0004051010.jpg

Excelsior.- Imagine una televisión que, como en los viejos tiempos, solo tenga un puñado de canales entre los cuales escoger en lugar de cientos, como ofrecería una configuración de cable típica actualmente. En una década más o menos, los televisores de nuevo solo tendrán unos cuantos canales, pero cada uno tendrá una gran profundidad, con contenido que pueda ser visto a demanda.

Netflix quizá sea una de esos ofrecimientos, Amazon otro. Ambas compañías están gastando miles de millones de dólares en producir y comprar programas televisivos y películas para venderlos directamente a los espectadores para que los vean cuando les plazca, y en dispositivos diferentes a la caja que está en el rincón de la habitación. Otras empresas tecnológicas ricas se les están uniendo.

Es esta visión la que ahora guía la dirección que están tomando la televisión y los medios. Las difusoras están dispuestas a pagar más para transmitir deportes en vivo, y a invertir más en producir programas televisivos, para hacer que sus cadenas sean la opción obligada de los televidentes…

¿Cuál es el futuro de la televisión?

***