El hermano del Che Guevara: ‘¡En mi casa no se hablaba, se discutía!’

1492779580_485372_1492789799_noticia_normal_recorte1

Juan Martín Guevara pone fin a 50 años de silencio con un libro que aspira a humanizar a un icono del siglo XX.

El País de España.- Dicen que, cuando iba a ser ejecutado en un aula de una escuela perdida al sur de Bolivia, Ernesto Che Guevara miró fijamente a su verdugo y le espetó: “Póngase sereno y apunte bien. Va a matar a un hombre”. Así se conjuga el mito del Che, con referencias al sentido de la ética, de la dignidad y de la valentía que se le atribuyen al guerrillero argentino que impulsó la revolución cubana y que ahora tiene el rostro estampado en millones de camisetas y chapas. Cincuenta años después del fusilamiento, su hermano Juan Martín ha decidido romper el silencio con el que afrontó su muerte y ha publicado un libro, Mi hermano el Che (Alianza), con el que pretende mostrar su lado más humano y alejarlo del mito…

El hermano del Che Guevara: ‘¡En mi casa no se hablaba, se discutía!’

***