El impacto…

Emprendimiento ingresos.jpg

No es nuevo: las tecnologías cambiaron la forma en la que relacionamos. Diez años atrás las personas tenían termómetros afectivos distintos. Los abrazos, encuentros y detalles solían ser indicadores de vínculos, señales de una posible relación. En la actualidad, con la utilización de las redes sociales los parámetros son otros. Los ‘likes’ o los ‘me encantan’ son indicios inequívocos de las asociaciones.

El factor numérico se volvió sinónimo de impacto. Esta dinámica no está confinada únicamente al campo de las relaciones; el periodismo, por ejemplo, juega la misma lógica. En los medios de comunicación calcular el alcance de las noticias, a partir del número de lecturas, ‘retuits’ o ‘me gusta’ en Facebook, es una obsesión. Generar contenidos vacíos, pero de interés general, para darle movimiento a los portales, es la regla que se estableció de a poco.

Sin embargo, esta estrategia no es del todo efectiva. Al usarla se deja de lado la parte cualitativa y, por lo tanto, es complejo determinar la trascendencia de los textos.

Pedro Burgos, investigador brasileño, desarrolló Impacto.Jor, un programa que mide los efectos que un reportaje genera: desde cartas de agradecimiento de lectores hasta la modificación de una ley. Este modelo, que permite a los periodistas hacer un seguimiento de su trabajo y entender cómo una nota periodística está generando debate público, está en uso en cinco redacciones de Brasil: Gazeta do Povo, Folha de S. Paulo, Veja, Nexo y Nova Escola.

Aunque la adaptación de reporteros y editores fue difícil la experiencia es positiva. Entre los logros resalta una mejor organización interna, nuevas estrategias de medición de productividad y, sobre todo, más insumos para evaluar la línea editorial y proponer innovaciones que impacten.

 

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

El impacto…

***

Herramienta para medir el impacto del periodismo en la sociedad

***

El oficio de preguntar

ThinkstockPhotos-166671623-690x460

Escena 1. En una de las bancas de la morgue está un hombre sentado. En su camisa blanca resaltan las manchas de sangre. Se agacha y, entre las manos, sostiene su cabeza. Una mujer, con traje de lentejuelas, lo abraza e intenta consolarlo pero es inútil: su familia murió el mismo día que celebró su boda.

Frente a ellos, una reportera espera.

Escena 2. Hay confusión. El bus interprovincial se volcó. Las personas están en la avenida, esperando atención. Las cámaras llegan al lugar.

Un reportero pacta la entrevista con uno de los pasajeros, víctima del accidente, y espera a que el camarógrafo le dé la señal.

Estas escenas tienen cosas en común. Las dos están atravesadas por una situación dolorosa. En ambas están presentes periodistas que esperan hablar con los afectados, para transmitir lo que les sucedió.  Pero, sobre todo, en cada una, los reporteros plantearon la misma pregunta a sus entrevistados: “Después de lo sucedido, ¿cómo se siente?”.

Los videos en YouTube califican este tipo de interrogantes como estúpidas, porque indagan en lo obvio.  Acercarse a quienes atraviesan situaciones de riesgo, violencia, requiere de empatía y también de habilidad para hacer las preguntas correctas.

Un post, publicado por Clases de Periodismo, que recoge las recomendaciones realizadas por Judith Matloff, colaboradora de The New York Times, hace referencia a las entrevistas en situaciones hostiles. En él se explica que lo mejor es pedirle a la persona que cuente lo que recuerda.

Además, es fundamental mostrar un interés genuino por la problemática y por entender la realidad. Es importante olvidar la prisa, hora de transmisión, cierre y escuchar activamente. Uno aprende con el oficio, que no importa la cantidad de cuestionamientos que lancemos sino la precisión, la pertinencia y la humanidad con la que podamos preguntar…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

El oficio de preguntar

***

 

 

Blogs y periodismo

blog.jpg

Bitácora es una palabra ligada al campo la navegación. Es el cuaderno donde los viajeros anotan novedades de sus periplos y lo que conocen en su recorrido.  Con el aparecimiento de Internet, las bitácoras ocuparon un espacio en la realidad virtual y fueron bautizadas como ‘blogs’. El surgimiento de estos sitios webs, con entradas ordenadas cronológicamente, revolucionó la forma de comunicación.

El fácil acceso, el proceso sencillo para subir información, el alcance y la posibilidad de la interacción marcaron el éxito de esta plataforma. José Luis Orihuela, catedrático español, explica en su libro ‘La revolución de los blogs’, que el impacto de esta herramienta se ha verificado en el periodismo, la educación y la empresa.

“La democratización del acceso a la publicación en red, al eliminar la intermediación editorial, ha sido la gran contribución de los blogs al movimiento de medios sociales, cuyo impacto sobre la opinión pública resulta evidente desde los atentados del 11-S”, escribe. Hay docentes y estudiantes de periodismo que no saben manejarlo. Es complejo si pensamos que Facultades de Comunicación Social en Colombia, Chile, Perú, Argentina y México aprovechan este recurso para hacer sus periódicos digitales.

La Universidad Nacional de Bogotá mantiene el ‘Periódico’ con contenido institucional y los proyectos de investigación. En Chile, la Universidad Alberto Hurtado, alimenta la revista digital ‘Puro Periodismo’.  en la que practican los géneros. En nuestra Facultad el periódico ‘Mass Comunicación’ se elaboró hasta 2013 y se extinguió debido al poco presupuesto y papel. Ante la falta de estos elementos, creo que el único camino es diseñar un proyecto digital, como los que he enumerado anteriormente, que son un ejemplo de países vecinos.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Blogs y periodismo

***

La revolución de los blogs

***

Análisis de los efectos de los blogs en la sociedad de la información

***

Periodismo y conexiones

18bdd04e288fc232234be2fb5ea8bf38_XL.jpg

Hay una pregunta recurrente últimamente en el periodismo: ¿qué hacer ante los retos que impone la tecnología al ejercicio del oficio? Frente a los desafíos, este cuestionamiento es tema de debate en los medios y en el campo académico. Recientemente, el XXIII Congreso Internacional de la Sociedad Española Periodística, organizado por la Universidad Miguel Hernández de Elche, congregó a 200 profesores e investigadores de periodismo de Europa, Latinoamérica y Asia. En este evento, bautizado como ‘Mediamorfosis. Perspectivas sobre la innovación en periodismo’, se reflexionó sobre la transformación que afrontan los medios en el ecosistema actual, así como las claves para desarrollar un periodismo de calidad. Una de las conclusiones importantes fue que los esfuerzos de quienes están inmersos en la creación de contenidos deben estar dirigidos a establecer una conexión con la sociedad.

Después de que los medios de comunicación descuidaran las necesidades y los intereses de la ciudadanía, la innovación se ha postulado como una estrategia poderosa para combatir esta problemática. Pero no basta con desarrollar aplicaciones o generar novedades tecnológicas, es preciso pensar qué valor podrían aportar a la audiencia. Una forma, según lo discutido en el congreso, es encontrar un denominador común entre los intereses de los usuarios y los asuntos de relevancia. Los expertos también defendieron la necesidad de inculcar desde las universidades una filosofía innovadora. Algunas de las sugerencias fueron perder el miedo a la tecnología, romper con los estereotipos del periodismo tradicional y abrir la mente a nuevos modelos de organización. Además de establecer conexiones entre las redacciones y la Academia…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

***

Periodismo y conexiones

***

Cómo desarrollar periodismo de calidad que sea viable e innovador: conclusiones de Mediamorfosis

***

Académicos reporteros…

Mundo-Congreso-Periodismo-Digital-Huesca_896921624_94856500_1280x853

¿Imaginar a los académicos tecleando artículos en una sala de redacción? Es complejo. Esta situación fuera de lo común es la descripción que María Balinska hace de su célebre proyecto: ‘The Conversation’ (TC), Australia.

Se trata de un medio de comunicación que publica artículos escritos por académicos.

Los textos -que están bajo la licencia de Creative Commons- pueden ser replicados.

Contra todo pronóstico, TC ha logrado un alcance envidiable para muchos portales: alrededor de 35 millones de visitas al mes, seis oficinas en otros rincones del mundo y más de 40 mil suscriptores en EE.UU.

Esta iniciativa, financiada por universidades y otras organizaciones, nace de la frustración de investigadores que sentían que sus ideas, cuando trascendían, eran distorsionadas.

Para Balinska, extraer los descubrimientos de la burbuja universitaria es una estrategia que aporta y funciona. “Las investigaciones de las universidades son relevantes, iluminan aspectos de nuestra cultura y de nuestra historia, pero mucho de ello nunca sale de los campus. Al abrir ese espectro no solo consigues tener un modelo fantástico que en realidad tiene mucho sentido, sino que además enriqueces al periodismo”, explicó en una entrevista publicada por el portal de Arcadia. Allí también hace una exposición del método de trabajo, que consiste en darles herramientas de escritura a los expertos y proponerles que desarrollen artículos sobre temáticas relevantes y de interés general. Esta idea se ha replicado en nuestro país bajo el mismo nombre: La Conversación. Pareciera que establecer vínculos estratégicos es una de las fórmulas para alargar la vida del oficio que, a veces, parece estar en peligro de extinción.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Académicos reporteros…

***

‘Los académicos son nuestros reporteros’

***

 

Periodista de cómic

Screenshot-2016-09-27-14.44.06.png

Hablar de los dramas humanos en el periodismo es un desafío. Contar el testimonio de un refugiado, migrante o sobreviviente de una guerra no es fácil: hay que buscar cómo transmitir la experiencia sin caer en la revictimización. Es imprescindible que quienes lean tengan una idea completa de la vivencia y del contexto social, histórico, económico de las personas.

Las plataformas multimedia, en las que abunda lo audiovisual, han servido para reflejar aquello que deja fuera el texto. Sin embargo, no son en el único recurso para contar la realidad. Profesionales como Sarah Glidden, una dibujante estadounidense, exploran constantemente el poder de la historieta para narrar los sucesos. Esta semana, en el portal de ABC, se publicó una entrevista en la que ella habló sobre su nuevo trabajo ‘Oscuridades programadas’, un libro que evidencia las relaciones que se establecen entre los periodistas y los refugiados. Glidden, que se inspira en artistas como James, encontró en el dibujo una forma de registrar las cosas que le interesaban, entre ellas la política.

En un viaje que realizó a Israel, identificó características importantes del oficio. “Con el periodismo siempre tienes en cuenta quién te está contando cada historia y por qué. Todo eso empecé a verlo en ese viaje, plantearme quién me estaba explicando las cosas, si estaban intentando manipularme, preguntarme qué era verdad y qué no”, explica.

Quizá lo más importante que descubrió son las contribuciones que el cómic le hace al periodismo. Para ella, este formato le aporta calidez, reivindica las historias individuales, muestran escenarios, lugares, personalidades, detalles… En tiempos de Internet y de crisis de los diarios, se convierten en una forma creativa e innovadora de captar nuevos lectores de periódicos.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Periodista de cómic

***

Más allá de apagones

La dibujante Sarah Glidden la acompaña dos amigos-reporteros y fundadores de un periodismo sin fines de lucro a medida que investigan historias potenciales sobre los efectos de la guerra de Irak en el Oriente Medio y, en concreto, los refugiados de la guerra. Une al trío es un amigo de la infancia y ex marine cuyo pasado el servicio en Irak añade un punto de vista inesperado ya veces desagradable, tanto para las personas que vienen a través y tal vez incluso a sí mismos.

***

El cómic se expande como herramienta periodística

Sarah Glidden presenta su novel gráfica como testimonio del viaje de dos periodistas amigos por una de las zonas más calientes del planeta.

***

 

 

Desafíos del editor

shutterstock_178295108

En la búsqueda de la calidad periodística se establecen numerosos filtros. Un texto publicado es producto de la cobertura de un hecho, horas de transcripción, escritura y un intenso trabajo de corrección y edición.

Leila Guerriero, periodista y cronista argentina, dijo alguna vez en una entrevista que un buen editor es, antes que nada, un muy buen lector. “Un editor es un ser que ama la lectura y es capaz de darle a un texto una lectura profunda… Tiene que haber un talento relacionado con la generosidad: el momento de la edición no le pertenece al editor, sino al autor”.

Contrario a la idea de que el editor es una especie de “gurú” que posee todas las respuestas, se trata de una persona con la capacidad de desarrollar una habilidad que requiere de tiempo y con la práctica.

Guerriero confiesa que desde que empezó a editar, tanto en Gatopardo (revista mexicana) como en libros, se afiló su mirada sobre sus propios textos. “Siempre fui minuciosa y exigente, pero cuando como editor exiges algo de un autor no puedes esforzarte menos”, sentencia.

Sin embargo ese esfuerzo extra no es la única exigencia. Como en todas las instancias del periodismo la tecnología plantea nuevos desafíos y quienes se dedican a la edición enfrentan también nuevas demandas. El año pasado, la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano realizó un seminario en el que reflexionaban sobre el papel del editor.

Jean François Fogel, de ‘Le Monde’, explicó que el editor ya no es el rey de los contenidos. La audiencia comparte la tarea y compite con él. Según Fogel, esta figura tiene que enfrentar la fragmentación, personalización y agregación de contenidos en los medios. Pero el desafío más importante es el del emprender el camino hacia el cambio…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

***

Desafíos del editor

***

Leila Guerriero: editar es trabajar para que el otro brille

Un editor es un ser que ama la lectura y es capaz de darle a un texto una lectura profunda y generosa. Tiene que haber un talento que tiene que ver con la generosidad: el momento de la edición no le pertenece al editor, sino al autor. Hay que saber trabajar sin afán de protagonismo.

***

‘El papel del editor en la búsqueda de la calidad periodística’

Durante este seminario se habló sobre la perplejidad frente a una avalancha de cambios en lo periodístico y lo mediático, lo tecnológico, y hasta lo político, lo económico, lo cultural.

***