Ser migrante…

image_content_28539864_20170427150102

Hace 42 años tomé una de las decisiones más difíciles de mi vida: dejar mi casa en Manabí -y a mi familia- para estudiar en Quito. Empleé los ahorros que tenía y, en busca de mejores oportunidades de formación profesional, emprendí una aventura que me trajo satisfacciones pero, a la vez, sacrificios y momentos en los que hasta conseguir qué comer era un desafío.

Las dificultades que enfrenté en mi juventud provocaron que sienta empatía hacia quienes se desplazan, abandonando todo lo que tienen o lo que más aman, para poder cumplir sueños o mejorar sus condiciones de vida.

Todos somos migrantes, en algún punto. Si revisamos la historia de nuestros padres, abuelos, antepasados, encontraremos que también se movilizaron y que, incluso, algunos eran nómadas. Comprobarlo nos llevará a concluir que somos el resultado de distintas circunstancias, lugares, culturas y costumbres. Por lo tanto, adoptar posiciones nacionalistas radicales y de odio hacia quienes no pertenecen al mismo espacio geográfico es un absurdo.

En estas semanas ese absurdo se ha replicado en las redes sociales, luego de que unos videos en los que mujeres venezolanas opinan sobre los ecuatorianos se volvieran virales. Los comentarios emitidos por las chicas desataron una ola de insultos y de violencia, que pone en evidencia un grave problema de xenofobia en el país.

El resultado es la agresión a personas que laboran informalmente, que huyen de una situación económica y política difícil, y una sociedad histérica que se reafirma en sus complejos. Los medios de comunicación tienen una fuerte responsabilidad frente a este problema, y a la migración en general, pues todo aquello que difunden en sus plataformas genera opinión pública y fomenta (o no) una convivencia más tolerante con las diferencias…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Ser migrante…

***

 

 

 

Anuncios

Zonas desiertas…

social.png

Las ciudades fluyen a un ritmo acelerado. La cantidad de información que se recibe en ellas, a través de los medios de comunicación, publicidad y redes sociales, es abrumadora. Sus habitantes están todo el tiempo conectados con la ilusión de estar enterados de lo que sucede alrededor y en los rincones más alejados del planeta.

Sin embargo, en esos rincones menos explorados, la dinámica es distinta. El tiempo parece ser una sábana que se tiende en cámara lenta. En estos pueblos o comunidades la gente no está pendiente de sus celulares. Los emplean para comunicarse: recibir llamadas y escribir mensajes de texto.

La radio continúa siendo el medio que los acompaña en sus jornadas de trabajo, en el campo o en los trayectos desde sus hogares hasta los centros económicos. En estos traslados, también acceden a la prensa nacional.

En Brasil un grupo de profesionales cuestionó la forma en la que los habitantes de regiones pequeñas o medianas del país acceden a la información. Crearon un proyecto denominado Atlas de noticias, que junto al Instituto para el Desarrollo del Periodismo y la agencia de periodismo Volt Data Lab, buscan identificar los “desiertos de noticias”, áreas no cubiertas por los medios de comunicación locales y regionales.

El trabajo consiste en una plataforma que estará abierta al público para registrar los medios y el levantamiento de datos junto a asociaciones, sindicatos y federaciones de periodistas. A mediados de octubre será lanzado el primer balance del Atlas, con la presentación de un mapa de los “vacíos de noticias” en Brasil. Esta es una acción fundamental -y que se precisa en Ecuador- para rastrear las necesidades informativas y potenciar el ejercicio periodístico en aquellos rincones más recónditos y menos explorados…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Zonas desiertas…

***

Investigadores lanzan atlas para mapear el periodismo local y los “desiertos de noticias” en Brasil

***

 

 

 

 

 

 

 

Periodismo para la memoria

laura_corte1

Existen experiencias históricas que marcan a las sociedades y cuyas secuelas se evidencian en la importancia que cobran ciertos aspectos en ellas. Hace unos días leía un artículo de María Eugenia Ludueña, una periodista argentina que escribió un libro sobre la desaparición de la hija de Estela Carlotto, líder de las madres de la Plaza de Mayo.

En este texto, Ludueña indaga sobre la importancia que cobró la memoria para su país, luego de la dictadura militar. La constante presencia de las madres y abuelas reclamando a sus familiares desaparecidos fue un ejemplo de lucha para todo un pueblo.

Mientras en aquella época, se establecía una estrategia para que los atentados contra los Derechos Humanos quedaran impunes -que consistía en que sin el cuerpo no había delito- las mujeres ideaban formas de mantener viva la imagen de sus seres queridos. Lo hacían a través de ‘dossiers’, en los que resumían las historias de sus hijos o nietos, o por medio de fotografías u objetos expuestos en los espacios públicos.  Muchas de las historias se replicaron en los medios de comunicación, posibilitando que transcendieran y que otras personas se sumaran a la causa.

A partir de esto, ¿qué rol tiene el periodismo en la construcción de la memoria colectiva? Aunque el tema es amplio, cabe destacar que la memoria es un sitio de disputa política. Por lo tanto, se inscribe en una trama que debe ser investigada y contada, a partir de historias mínimas que han quedado en el olvido.

Sobre todo, y como diría el periodista argentino Horacio Verbitsky: “El rol más importante de los periodistas es aportar a la modificación de los estados de conciencia y de las relaciones de fuerza, para que sean las sociedades las que se den los instrumentos que permitan terminar con la impunidad”.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Periodismo para la memoria

***

El periodismo que narra la memoria

¿Cuál es el papel del periodismo en la construcción de la memoria histórica? ¿Qué se cuenta? ¿Cómo? ¿Quién lo cuenta? La periodista argentina María Eugenia Ludueña relata qué aprendió mientras escribía el libro de la desaparición de la hija de Estela Carlotto -líder de las madres de la Plaza de Mayo-…

***

 

 

 

 

Violencia…

violencia00

La encontraron en una alcantarilla. Su cuerpo, cubierto por el uniforme del colegio,  llevaba días en descomposición. La noticia circuló en los diarios. La explicación de su muerte se redujo a un acto de venganza. Los familiares de la adolescente, a la que habían reportado como desaparecida, contaron a los reporteros que era víctima de amenazas, pues mantenía una relación con un hombre casado.

En las redes sociales los lectores se apresuraron a opinar. No faltaron los que culparon a la víctima: “Se lo buscó por andar en cosas indebidas”. Afirmaciones como esta evidencian que la violencia de género es un problema que persiste, a pesar de los intentos por erradicarla.

La lucha es compleja porque implica desmontar modelos impuestos históricamente, en que los hombres eran “dueños” de sus parejas”. Según el análisis que publicó en el 2014 el Consejo Nacional para la Igualdad de Género, la violencia contra las mujeres, principalmente en el ámbito familiar, era considerada un asunto privado.

En Ecuador a finales de la década de los 80 se debate esta problemática, gracias a al algunos movimientos. La encuesta sobre relaciones familiares, realizada por el INEC en 2011, determinó que seis de cada diez mujeres sufrieron violencia física, sicológica, sexual o patrimonial. Los medios de comunicación no están exentos de responsabilidad en el aumento o la disminución de esta cifra, porque a través de la construcción de la noticia se reafirman o demuelen los estereotipos.

Las investigadoras chilenas Cecilia Ananías y Karen Vergara recomiendan a los periodistas no limitarse a contar los hechos a través de relatos policiales o de familiares, sino incluir información útil sobre cómo proceder, para crear conciencia en la población e impulsar un accionar preventivo.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Violencia…

***

Estos son los principales errores que cometen las y los periodistas chilenos al escribir sobre femicidio

***

 

 

 

 

 

Herramientas digitales

23-6-¿Cómo-redactar-correctamente-una-carta-comercial-de-pedido

Sandra Crucianelli es una periodista argentina que se especializó en el periodismo de investigación y de datos. Una vez que dominó este campo, escribió el libro ‘Herramientas digitales para Periodistas’, un manual para ayudar a los reporteros que buscan descubrir cómo las tecnologías digitales pueden contribuir con su trabajo cotidiano.

El manual, que es prácticamente un compendio del contenido de talleres y cursos que Crucianelli desarrolló para el Centro Knight, se ha convertido para los colegas latinoamericanos en un mapa, indispensable para transitar la autopista de la información y adaptarse a esta nueva era.

En el documento se afirma que son las técnicas de recuperación documental en Internet las que permiten acceder a información académica, libros en línea o internarse en la Web Invisible. En este sentido, ofrece revelar secretos de Google y explicar en detalle “el rastreo de información por formatos, el recorte de dominios y la lectura de enlaces” entre otras técnicas. Además, promete “proveer una larga lista de herramientas útiles, no solamente para buscar textos, sino para explorar otros formatos, como los visuales”.

Para Crucianelli, encontrar información desconocida y poder utilizarla de soporte para la documentación de un reportaje, es una tarea que marcó significativamente sus 30 años de trabajo como periodista. John Stuart Mill, filósofo británico, encuentra que el mayor beneficio de este sistema consiste en “revelar al mundo algo que le interesa profundamente y que hasta entonces ignoraba, demostrarle que ha sido engañado en algún punto vital para sus intereses temporales o espirituales, es el mayor servicio que un ser humano puede prestar a sus semejantes”.

Ante este panorama, adquirir habilidades en búsquedas y manejar los recursos en línea con destreza debería ser una materia obligada de estudio, comprensión y práctica en el periodismo…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

***

Herramientas digitales para periodistas

***

 

 

 

Periodismo por los periodistas

formation-professionnelle.jpg

En las últimas décadas, el periodismo ha sido objeto de permanente análisis. Las opiniones sobre cómo se debe ejercer, los desafíos que tiene que enfrentar para no desaparecer o las críticas ante una eminente obsolescencia se reproducen en blogs especializados o debates académicos. Sin embargo, a pesar de que las discusiones sobre estos temas son asiduas, pocas son las publicaciones que contienen datos reales sobre lo que sucede con el oficio.

En el 2016,  el Centro para la Información Ciudadana y la fundación Konrad-Adenauer concentraron en un texto varias investigaciones que conforman una radiografía meticulosa de lo que sucede en América Latina con el trabajo periodístico.

El libro -que está disponible en Internet- tiene como objetivo que la sociedad, consumidora cotidiana de contenidos generados desde los medios de comunicación, conozca las condiciones de trabajo de aquellos a los que se les asigna la tarea de informar a la comunidad.

“En el espíritu de estas investigaciones está aportar datos concretos a una discusión suele ser abstracta, que juzga o pondera la tarea periodística por las noticias que ve, pero no conoce de sus procesos”, explica la doctora Adriana Amado, presidente de Infociudadana, en una de las partes introductorias del texto.

Los estudios que conforman esta publicación están emplazados en Argentina, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, México, El Salvador y Venezuela. Aportan datos sobre el perfil profesional del periodista, la identidad de los reporteros, el futuro de los estudiantes de Comunicación Social, el impacto del conflicto armado en la percepción de la autonomía profesional de los periodistas colombianos, la precariedad de las condiciones de trabajo, y más. Estos acercamientos, desde la investigación, son valiosos para generar una idea real de nuestra profesión, en medio de un contexto de mutación e incertidumbre constante…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

***

Periodismo por los periodistas (La Hora)

***

El periodismo por los periodistas

***

Periodismo para periodistas

***

 

 

 

Marca personal

laptop-user-670x388.jpg

Hay momentos en que el trabajo de los periodistas me transporta a una escena de ‘Tiempos Modernos’, en la que Charles Chaplin intenta realizar sus tareas a una velocidad que lo sobrepasa. Abrumado por la rapidez con la que funciona la cadena de montaje, él -obrero que se dedica a ajustar tuercas en una fábrica metalúrgica- enloquece.

La tecnología ha provocado que los profesionales se vuelvan autómatas: escriban por rellenar espacios o no dediquen tiempo a la investigación de los temas ni a la revisión de los productos finales. El resultado se refleja en notas “hechas en serie”, donde los lectores no pueden identificar un nombre o estilo.

Sin embargo, en este caso, la solución puede estar en la misma causa del problema. Según un artículo, publicado en el portal de ijnet.org, “en la era de las redes sociales, los periodistas, especialmente cuando empiezan, son cada vez más alentados a desarrollar y perfeccionar una marca personal en muchas plataformas”.

La correcta utilización de redes sociales asegura un contacto directo con la audiencia y abre múltiples posibilidades. El texto citado menciona el caso de Liz Plank, periodista de Vox.com, conocida por su entrevista con Justin Trudeau, primer ministro de Canadá, y su activismo en temas de género. Fue nombrada por ‘Forbes’ entre los 30 menores de 30 en los medios de comunicación. Tiene una presencia activa en Twitter, Facebook, Google +, LinkedIn y Snapchat.

Corinne Podger, entrenadora de periodismo móvil, explica que aunque puede ser agotador estar pendiente de todos los perfiles, es fundamental “encontrar el equilibrio adecuado entre compartir información personal y profesional en línea”. Esto garantiza la construcción de una marca personal útil, tanto para los lectores como para los empleadores.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Marca personal

***

Consejos para que los periodistas construyan su marca personal

En la era de los recortes de empleos y del avance digital en los roles tradicionales de los medios, es cada vez más importante que los periodistas se destaquen.

***

Construye su marca personal

El periodista Mark S. Luckie, autor del blog 10,000 words, escribió hace poco sobre la marca personal. ¿Cómo se construye? Se habla mucho y a veces en exceso del asunto. De hecho, es uno de los temas que aquí hemos tocado, pero haciendo hincapié en la reputación (credibilidad, solidaridad, perseverancia) y en la humildad.

***

Pasos para construir su marca personal como periodista

Para desarrollar su marca personal como periodista, es necesario que identifiques. No es una tarea fácil y sobre todo requiere un ejercicio de honestidad y sinceridad con uno mismo.

***

El periodista y su marca digital

***