Transmedia

Transmedia.png

El prefijo ‘trans’ significa al otro lado o “a través de”. En el periodismo este término se empezó a usar en 2006, cuando Henry Jekins acuñó el concepto transmedia, para referirse a la forma transversal en que se pueden contar las historias desde diferentes plataformas. A veces los formatos no permiten incluir todos los datos de un mismo relato y es su combinación la que abre la posibilidad de mostrar un panorama más completo.

Jekins también estableció siete características con las que cumple este tipo de contenido y se resumen en viralidad y capacidad de profundizar en la audiencia; continuidad y simultaneidad; creación de mundos narrativos y la objetividad desde múltiples subjetividades. Esta última es una de las más importantes porque se convierte en una alternativa de acercarse a la realidad a partir de la búsqueda de varias voces.

Alejandro Rost y Fabián Bergero en ‘Apuntes teóricos sobre el periodismo transmedia’, afirman que las redes sociales, incorporadas a los medios de comunicación desde 2009, potenciaron estos roles y conformaron un ecosistema periodístico en que las actividades de sus actores cambian la experiencia tradicional, convirtiendo a la noticia en un proceso dinámico y colectivo, antes que en un producto.

Las rutinas cambian. No existe más la exclusividad en la construcción de la información, ni la imposición de las agendas, porque los modos de recolectar datos, comunicar, compartir y mostrar el hecho noticioso se modificaron transcendentalmente.

El periodismo transmedia se convirtió en un reto enorme para quienes se dedican al oficio. Ahora no basta estar “en el lugar de los hechos”. Es necesario en pensar todas las formas posibles en las que se puede relatar lo que sucedió y aprovechar todos los recursos para hacerlo.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Transmedia

***

 

 

Anuncios

Buenas historias

 

a-laptop-user-670x444

¿Qué hace que una historia sea buena? Todas las personas tienen episodios dignos de contar. En mis clases, cuando hablo de la crónica digo a mis estudiantes que por cada habitante de una ciudad hay un relato por recuperar. Sin embargo, no siempre son materia prima para quienes nos dedicamos al oficio.

En las últimas décadas impera la necesidad de ponerle rostro a las problemáticas sociales y a los datos. No es lo mismo lanzar una cifra -aunque sea muy importante- que retratarla a partir de una realidad específica. Contar historias nos hace sensibles ante el dolor de los demás, nos obliga a imaginar, al menos por segundos, lo que sería estar en sus zapatos.

Lo segundo, además de olfato para resaltar las experiencias de los otros, es la escritura. Es de vital importancia no perder de vista recomendaciones que hacen expertos. Entre los consejos planteados por Fernando Quiroz, periodista colombiano, está plantear al lector en los primeros párrafos las convenciones de la narración: quién cuenta la historia, en qué tiempo, en qué tono.

No avanzar en la redacción mientras no se esté completamente satisfecho con el comienzo de y recordar que los personajes tienen necesidades cotidianas y preocupaciones mundanas. Es fundamental no dejar cabos sueltos. Buscar siempre la sencillez del lenguaje. Lo que no se entiende fácilmente no es un adorno sino un estorbo.

Y sobre todo trabajar en la descripción. Ser los ojos del lector, llevarlo de la mano, contándole lo que está sucediendo, sin aumentar ni disminuir los detalles. Al final, si somos observadores, podemos descubrir que la realidad casi siempre supera a la ficción. Lo que hace buena a una historia es, en definitiva, su capacidad de provocar que quienes la leen la experimenten y se identifiquen con ella.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Buenas historias

***

Fernando Quiroz: Ideas para escribir una historia

***

 

 

Emprendimientos digitales

Emprendimiento-digital-CEIPA

Múltiples veces he hablado de los desafíos que enfrenta el periodismo en la era digital. La innovación y la capacidad de adaptarse a las nuevas plataformas son habilidades que aseguran la supervivencia del oficio. En medio de esto, aparecen los nativos digitales, reporteros que tienen conocimiento de las herramientas a su disposición y las aprovechan para elaborar proyectos periodísticos creativos, independientes y rentables.

‘Sembramedia’, organización que busca mejorar el contenido en español y apoyar este tipo de iniciativas, realizó un estudio sobre los emprendedores de medios digitales latinoamericanos. El informe, publicado bajo el nombre de Punto de inflexión (https://www.sembramedia.org/punto-inflexion-los-medios/) expone amenazas, impactos y sustentabilidad de estas ideas ya materializadas.

En la investigación se analizan 100 medios digitales de Argentina, Brasil, Colombia y México. Entre los hallazgos más importantes está que estos reporteros están transformando la forma de hacer periodismo. Al tener independencia, no solo son generadores de noticias, sino que “promueven mejores leyes, defienden Derechos Humanos, exponen la corrupción y batallan el abuso del poder”. Esta dinámica provoca que sean víctimas de persecución. Un dato interesante es que el 40% de estos emprendedores son mujeres y tienen cargos directivos importantes.

Los nativos digitales construyen negocios sostenibles e incluso rentables. “Más del 70% de los emprendimientos del estudio comenzaron con menos de 10 mil dólares, y más del 10% de ellos ahora recolecta al menos medio millón de dólares al año en ingresos”. La tecnología permite explorar otros caminos para recuperar los principios del periodismo, generar contenido de calidad y, lo más importante, poder vivir de ello.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Emprendimientos digitales

***

Punto de inflexión en los medios

***

¿Qué es el emprendimiento digital?

***

10 claves del éxito para emprendimientos digitales

***

 

 

 

Una entre todos…

14984919290658.jpg

España, 1960. No olvida el día en que cubrió un partido de fútbol. Apenas apareció en la cancha, escuchó a los espectadores gritar: “¡Ve a fregar platos!”, “¿Buscas novio, guapa?”. Se dirigió a la portería, donde se instaló para tener una visión completa del campo. Enseguida, el árbitro se acercó y le preguntó: “¿Qué hace usted aquí?”. Ella, acomodándose la cámara, le respondió: “Vine para hacer las fotos”. Su interlocutor procedió a corregirla: “No, no. Esa es tarea de los fotógrafos”.  En ese momento, sacó su credencial. Le señaló su nombre y le pidió que leyera: “Joana Biarnés”, repitió el hombre en voz baja. “Así, es. Estoy autorizada, confirmó Biarnés”.

Esta es una de las anécdotas que Joana cuenta en el documental ‘Una entre todos’, que evidencia las dificultades que enfrentó al ser la primera mujer periodista en dedicarse a la fotografía profesional en España. Estar inmersa en un oficio, que heredó de su padre, y que era dominado por hombres, la sometió a pruebas muy duras. Su valentía, entereza, compromiso y humanidad la llevaron a destacarse. Retrató a personalidades como Salvador Dalí, Buñuel, Orson Welles, Clint Eastwood, Roman Polanski y The Beatles.

No fueron las dificultades que atravesó como mujer las que la llevaron a separarse del periodismo, sino la visión comercial que se manejaba en los medios. Una de sus propuestas, que contaba la historia de un hombre que se curó del cáncer y quería formar grupos de apoyo para personas en la misma situación, fue rechazada y reemplazada por un tema de moda.  Fue ahí cuando decidió vender sus cámaras y abrir un restaurante. Biarnés no solo cuestiona la frivolidad, los montajes y las mentiras en el oficio, sino el valor que va perdiendo la fotografía (recurso poderosísimo) al ser una herramienta, entre muchas otras más.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

***

Una entre todos…

***

Joana Biarnés, la increíble historia de nuestra primera fotoperiodista

***

Joana Biarnés: un retrato de la primera fotoperiodista española

***

Joana Biarnés: ‘El periodismo ha dejado de valorar la fotografía’

***

 

 

No se mata la verdad…

2A_Miroslava_ofrenda_Chih_U-128117

Junto a su foto está la frase: “No se mata la verdad matando periodistas”. Seguido: “Exigimos verdad y justicia para Miroslava Breach”.  Este cartel se colocó en la Cruz de clavos, monumento al frente del Palacio de Gobierno de Chihuahua, en México, para que el asesinato de Breach no quede en la impunidad.

Miroslava fue una reportera aguerrida e incómoda. Estudió Ciencias Políticas pero se dedicó al oficio por más de 20 años. Era reconocida por sus investigaciones en casos de corrupción política, abusos contra derechos humanos, agresiones contra comunidades indígenas y violencia de cárteles de narcotráfico.

Hacer bien su trabajo le costó la vida, al igual que a más de 100 periodistas mexicanos, desde el 2012, según la organización Artículo 19.  El 23 de marzo de 2017, cuando estaba en su auto, alistándose para dejar a su hijo en la escuela, recibió ocho balazos.

 Seis meses después del hecho, Javier Corral, gobernador de Chihuahua, declaró que la investigación vinculaba al grupo delictivo ‘Los Salazares’, brazo armado del cártel de Sinaloa, como autores intelectuales del asesinato y que el móvil fue una venganza.

El 13 de octubre algunos medios e instituciones se aliaron para lanzar un premio que llevará el nombre de Miroslava Breach y que busca destacar textos académicos y periodísticos que indaguen sobre el tema  ‘Sistemas de poder y violencia contra periodistas en América Latina’.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

No se mata la verdad…

***

México: Matan a reportera

***

Nace el Premio Miroslava Breach, un homenaje a los periodistas asesinados en Latinoamérica

***

 

 

 

 

 

La tarea de verificar

el-mejor-abogado-penalista

Uno de los poderes que tuvo la prensa es el de la credibilidad. Que una información fuera publicada en un diario se convertía en sinónimo de verdad absoluta. En la actualidad, con Internet lo que se difunde es puesto en duda por los lectores, que están a un ‘clic’ de obtener más datos de los que les dan los medios tradicionales.

Aunque nada parece mejor que contar con un millón de resultados en una búsqueda, la sobreinformación es abrumadora. Este panorama ha hecho que la palabra verificar se convierta en una aliada del periodismo moderno. El ‘fact checking’ es una tendencia entre los medios alternativos.

El término, que hace referencia a la labor de confirmar y comprobar los hechos y datos, no es tan nuevo como parece. Ya en el siglo XX, redacciones estadounidenses contaban con equipos dedicados a esta tarea.

Xabier Fole en un texto publicado en 2012 en el portal Fronterad, cuenta su experiencia en la redacción del New York Times:

“Mi función durante aquellos meses sería la de ejercer como ‘fact-checker’… Todos aquellos que escriban para el Times deben someter sus trabajos a una investigación sobre los datos que aparecen en ellos… Basándose en fuentes fiables, documentos oficiales, enciclopedias, agencias de información y otros medios, los fact-checkers deben de comprobar que cada fecha, lugar, nombre, ley o cualquier otro hecho que aparezca en el artículo es completamente veraz”.

Este ejercicio imprescindible ha inspirado cientos de iniciativas periodísticas a escala mundial. En julio, según ‘Clases de Periodismo’, 190 periodistas de 54 países compartieron sus experiencias en el Global Fact Checking Summit en Estados Unidos. Perseguir la verdad siempre fue –y seguirá siendo– una de las obsesiones del oficio…

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

La tarea de verificar

***

‘El periodista tiene que verificar y verificar’

“Una de las tareas fundamentales de la prensa es controlar el poder, vigilar el poder, es denunciar aquello que está mal, es hacerse de la voz de los que no tiene voz para poderle hablar duro al poder”, razón por la que algunos gobiernos reaccionan identificando a los periodistas no como aliados, sino como enemigos, comentó María Teresa Ronderos en entrevista.

***

10 herramientas para verificar contenido generado por el usuario

Aprender a separar el rumor de la información es una de las tareas fundamentales del periodista en la actualidad. La verificación de contenido se ha convertido en una tarea de especial interés para sacar todo el partido a las posibilidades que los medios sociales ponen a nuestro alcance.

***

El estornudo…

Jorge-Carrasco-Cuba-Unidos-Captura_CYMIMA20170930_0001_13

Un estornudo puede resultar incómodo para quienes están alrededor y relajante para quien lo protagoniza. Un estornudo es -una expulsión violenta y ruidosa del aire de los pulmones que se realiza por la nariz y la boca… El estornudo sacudió el periodismo y lo hizo de manera definitiva: a través de historias que no son contadas en los medios tradicionales, que se ocultan, por resultar inconvenientes, pero que están ahí, acechando, esperando para salir en el instante menos esperado.

‘El Estornudo’, revista de periodismo narrativo hecha por periodistas cubanos menores de 30 años, es una plataforma independiente, un nicho vital y de resistencia. Para que este proyecto digital sea real, quienes lo conforman han tenido que luchar con las limitaciones de un país en el que el acceso a Internet es costoso.

Carlos Manuel Álvarez, director y fundador de esta iniciativa, premiada en el Festival Gabo por la crónica ‘La historia de un paria’, explica su dinámica de trabajo: “Los reporteros están en Cuba. Yo vivo fuera, pero voy a reportear y regreso a México. Terminas un trabajo, tomas la foto, te conectas en un parque con wifi en La Habana y lo envías a alguien que está afuera y ahí se monta, se promociona en las redes y demás. Porque el Internet en la isla es muy caro. Desde adentro hacemos lo que hay que hacer, que es reportear, pero se arma afuera”, dijo en una entrevista con ‘La Prensa’.

Para Álvarez es el periodismo el que permite retratar a su país por encima de la política: “Hemos dejado claro que somos frontalmente críticos con el régimen, con el gobierno, contra el poder, pero sin pasar a un terreno de propaganda, de agitación”. Lo importante es producir, desde el periodismo, un relato-estornudo de Cuba, más allá de las ideologías políticas.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

El estornudo…

***

Historia de un paria

***