Cuadernos de reflexión…

25550379_1974827966124472_8095349617653146939_n.jpg

Reflexionar es la capacidad de analizar un asunto con detenimiento. Este ejercicio se traduce en un producto, con una dimensión tangible, que puede ser socializada con otros individuos. La Facultad de Comunicación Social de la Universidad Central del Ecuador elaboró una ‘Revista Temática’ que recoge valiosos análisis sobre el papel de la comunicación en la sociedad, su transformación en el entorno actual y su dimensión académica.

La revista, que fue presentada el pasado jueves, consta de tres tomos (dos digitales y uno impreso). El primero, ‘Comunicación y Cátedra’, está compuesto por artículos que abordan temáticas que van desde lo estético hasta lo político. Aquí se debate la práctica profesional desde las aulas universitarias, la situación actual de la crítica literaria en el contexto hispanoamericano, la enseñanza del periodismo en América Latina, el comportamiento lector de los estudiantes universitarios, y más.

‘Debates académicos’, el segundo tomo, compila trabajos de docentes que, en su mayoría, incluyen estudios de caso. Entre ellos están ‘La derrota del guerrillero urbano en la novela latinoamericana’, ‘La música y el mito en la canción Santiago de Lorena Mckennitt’, ‘Literatura, género y representación de la producción literaria  de Sonia Manzano Vela’.

El tercer tomo, cuya presentación es impresa, se centró en debatir, desde diferentes perspectivas, el estudio de la comunicación organizacional, enmarcado en las necesidades de la sociedad. En los tres volúmenes se evidencia la búsqueda constante y los cuestionamientos acerca de lo que sucede en el contexto actual con la comunicación. Se trata de textos imprescindibles que invitan al lector a desmenuzar la realidad y a reflexionar sobre lo que sucede con ella.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Cuadernos de reflexión…

***

Cuadernos de reflexión

***

Comunicación y Cátedra

***

Debates Académicos

***

Anuncios

Meme político

 

DPgOc4HW4AESqiS

Entre los temas que ocuparon la agenda mediática esta semana, uno de los más fuertes fue la sentencia dictada contra Jorge Glas, vicepresidente sin funciones. No solo los medios de comunicación difundieron la decisión de la Fiscalía General del Estado de dictaminar seis años de prisión para el segundo mandatario por asociación ilícita en el caso de sobornos de la constructora Odebrecht. Las redes sociales también viralizaron la noticia, a partir de la información proporcionada por las plataformas digitales de los diarios y, sobre todo, a través de memes.

Los internautas no requieren más que de humor y de un manejo básico de herramientas de diseño para crear estos recursos visuales. O basta con seleccionar una fotografía, el texto perfecto y acceder a un generador ‘online’. Este contenido, popular en Internet, tiene dos características: un componente colaborativo en la difusión y la capacidad para generar una cadena de retroalimentación creativa.

Las fuentes de inspiración son variadas: películas, series de televisión, canciones, celebridades y más. Un ejemplo de aquello es que a un usuario se le ocurriera modificar la portada de la película ‘Salvando al soldado Ryan’, cambiando el título por ‘Salvando al soldadito Glas’ y reemplazando los rostros originales de los actores por los de Correa, Mera y Patiño, entre otros.

Aquí, más allá de la sátira, es importante entender que –escribió el sociólogo Gonzalo Arias– el humor humaniza a la política. El humor tiene una virtud que los políticos ansían: la de la inmortalidad.  Quizá en nuestros pueblos falle la memoria para recordar fechas o atroces actos de personajes de la farándula nacional, pero jamás para olvidar un buen chiste o, en su defecto, en este mundo digital, un buen meme político.

Meme político

***

 

 

 

 

Claves para investigar…

illus_004_big

En ocasiones, la justificación que los reporteros emplean para explicar la falta de investigación es la carencia de tiempo suficiente o la dificultad de acceder a las fuentes. Sin embargo, con el paso del tiempo y el avance tecnológico la profundidad en la indagación se vuelve imprescindible.

No se trata de competir por tener ‘la exclusiva’, sino buscar las mejores estrategias para retratar y explicar los problemas que aquejan a la sociedad. En un taller para periodistas, Óscar Martínez, cronista del proyecto Sala Negra, defendió al periodismo como una herramienta válida para explicar la violencia y situaciones de violación a los Derechos Humanos. Para él, la clave está en preguntarse por el trasfondo y no solo enfocarse en enumerar los hechos.

Martínez compartió algunos pasos para el proceso de investigación de una crónica sobre violencia. Parte de la identificación del trasfondo. Cuando se elije un tema hay que preguntarse qué es lo que la historia trata de decir. Qué hay detrás de ella. Es fundamental identificar la fuente original, que es quien tiene una idea clara de los sucesos. Le sigue la ubicación del infidente, quien hablará sin tapujos y cuya versión nos ayudará a contrastar. Estas fuentes serán puestas a prueba en el proceso. Luego vendrá el texto, donde se reconstruyen las escenas elegidas.

Será indispensable preguntarse cuáles son las revelaciones descubiertas, las conclusiones y verificar que con los elementos disponibles se puede estructurar el relato periodístico. Si los elementos que faltan son más contundentes que los que se tiene, habrá que evaluar la necesidad de seguir insistiendo o la pertinencia de publicar sin ellos. Lo esencial es no dejar que el tiempo sea un obstáculo para investigar y contar historias con condumio.

Roque Rivas Zambrano

roque@lahora.com.ec

roque1rivasz@gmail.com

salvataje@yahoo.com

Claves para investigar…

***